miércoles, julio 24, 2024
Inicio Actualidad Provincial Vendían mercadería que repartía el ministerio de Desarrollo Social y ahora la...

Vendían mercadería que repartía el ministerio de Desarrollo Social y ahora la justicia investiga si los vendedores trabajan para algún político

Tres personas fueron aprehendidas luego de que la Policía allanó un almacén y descubrió un gran número de alimentos no perecederos, que formarían parte del stock de víveres que el ministerio de Desarrollo Social le destina mensualmente a los comedores. En dos de las cuatro viviendas que se inspeccionaron se encontró una importante cantidad de productos empaquetados y listos para la comercialización. El ministro Federico Masso le confirmó a LA GACETA que por la numeración de los productos se trataría de bienes sustraídos al Estado. También indicó que le aportó a la Justicia la información que consta en la base de datos de su cartera, donde se lleva el listado de las personas autorizadas a retirar alimentos en nombre de alguna fundación. “Iremos hasta las últimas consecuencias”, indicó el funcionario.

La División Delitos Telemáticos descubrió una serie de publicaciones en las redes sociales en las que algunos usuarios ofrecían esta clase de productos a la venta. El viernes a la noche se formalizó una denuncia y la jueza Soledad Hernández autorizó cuatro allanamientos.

Operativos

Las medidas comenzaron a realizarse el sábado y hasta el cierre de esta edición continuaban. El personal policial que se presentó en el almacén de calle Inca Garcilaso al 2.500, en barrio Ejército Argentino, fue recibido por dos hombres, de 27 y 34 años respectivamente, y por una mujer de 33 años quienes a la vista tenían en su poder fardos de puré de tomate, yerba, arroz, fideos y otros alimentos. A los sospechosos se les comunicó el motivo de la medida judicial y se los aprehendió. En ese momento habrían reconocido que se dedican a la venta de mercadería, la cual -dijeron- le habrían comprado a una persona que vendía los packs de alimentos en Facebook.

En esa casa secuestraron: 37 cajas de arvejas, 13 cajas de choclo, 12 cajas de pulpa de tomate, 12 cajas de puré de tomate, 600 paquetes de fideos, 12 paquetes de harina, 10 de yerba, 37 cajas de leche en polvo y 20 paquetes de azúcar. A su vez, en una vivienda cercana de calle Fortunata García al 3.000, incautaron 200 paquetes más de fideos. El tercer allanamiento se realizó en la zona de El Abasto y dio negativo.

La cuarta medida judicial se desarrolló en el barrio Teresa de Calcuta, en Alderetes. Allí los hombres al mando del subdirector de Investigaciones, Ángel Eugenio Álvarez, que solicitó la intervención de varias divisiones policiales para la realización de todos estos operativos, secuestró: 30 bolsas de cacao, 440 bolsas de arroz (de distinto peso), 440 fideos, 96 cajas de leche en polvo, 264 cajas de puré de tomate, 150 botellas de aceite, 210 kilos de a yerba y 560 paquetes de galletas.

“No se va a tolerar”

“El viernes por la tarde detectamos alimentos a la venta en las redes sociales que, por las marcas y por el número de producto, podemos confirmar que se trata de víveres que fueron comprados por la Provincia en los últimos 365 días”, explicó el ministro de Desarrollo Social. Masso añadió que el gobernador, Osvaldo Jaldo, le solicitó a la Policía ir a fondo con este caso. “No vamos a permitir que en la situación social en que están la provincia y el país haya inescrupulosos que venden con impunidad los alimentos que son destinados por el Gobierno para niños y adultos que necesitan de esta asistencia y que concurren a los comedores”, agregó Masso en entrevista con nuestro diario.

El ministro explicó que esperan el avance de la Justicia y que le aportaron al fiscal de feria, Carlos Sale, toda la información que tienen en la base de datos del ministerio sobre las personas autorizadas a retirar alimentos de los depósitos. Además, el área encargada de la distribución de alimentos está desde el sábado en contacto constante con Masso para colaborar con las averiguaciones.

Una de las hipótesis que los investigadores manejan por estas horas es que podría tratarse de alimentos que fueron entregados a escuelas y comedores, donde el uso habría sido racionado para poder vender un remanente de los productos. No es la primera vez que se denuncia estas maniobras. Luego estos víveres son ofrecidos en determinadas despensas de la capital y de pueblos del sur y el este. Las redes sociales habrían revelado estos movimientos. “Como legislador denuncie muchas veces estos hechos, ahora como ministro iré hasta las últimas consecuencias porque es un gran esfuerzo el que hace la Provincia para conseguir estos alimentos en tiempo y forma y al menor precio posible”, concluyó Masso.

“No sabemos hasta donde puede llegar esto, pero tenemos la orden del gobernador y del ministro de Seguridad, Eugenio Agüero Gamboa, de ir a fondo y que caigan todos los tengan que caer”, sintetizó el jefe de Policía, Joaquín Girveaux.