jueves, julio 18, 2024
Inicio Actualidad Nacional Jaldo defendió al diputado Agustín Fernández: «Nadie nos obligó, ni nos apretó,...

Jaldo defendió al diputado Agustín Fernández: «Nadie nos obligó, ni nos apretó, ni nos presionó»

El Gobernador justificó la creación del nuevo bloque tucumano y reafirmó su vocación dialoguista para "defender los intereses de Tucumán".

Literalmente, Osvaldo Jaldo siente que está en el ojo del huracán. Está en la zona más calma de la tempestad de los vientos peronistas que, desde la madrugada, despotrican por la decisión del gobernador tucumano de firmar el dictamen de mayoría que le allana el camino a la Ley Ómnibus, impulsada por el presidente Javier Milei. El voto del diputado nacional de Unión por la Patria, Agustín Fernández, en favor de aquel dictamen dejó al aguilarense en la soledad de una oposición que resiste el ajuste de la Casa Rosada.

Traidor ha sido la palabra que más se escuchó en el peronismo. Tanto desde el escenario del sindicalismo que se montó en la Plaza de los Dos Congresos, como puertas adentro del Partido Justicialista. Las mismas críticas inundaron las redes sociales haciendo blanco también en el gobernador de Tucumán. “No me roza. Mi trayectoria habla de mí, de una militancia en el peronismo que creció durante los 40 años del retorno de la Democracia a la Argentina”, dice Jaldo desde Buenos Aires a LA GACETA como una manera de atajarse de los embates verbales. “No me van a pasar el peronómetro. Mis convicciones siguen intactas y vamos a avanzar por los intereses de Tucumán, más allá de las ideologías, porque este no es un año de elecciones”, continúa el mandatario.

Lejos de pasar por un período de tensión, el tranqueño afirma que está tranquilo por la decisión que adoptó. En ese aspecto, defendió con fuerza a “Tin” Fernández y, frente a los cuestionamientos generalizados de sus pares, indicó que eso significó la creación de un nuevo bloque en la Cámara Baja, con Fernández a la cabeza y acompañado por Gladys Medina y por Elia Fernández de MansillaPablo Yedlin y Carlos Cisneros continuarán dentro de la bancada de Unión por la Patria. La nueva estructura funcionará como un interbloque. “Lo armamos para defender a Tucumán”, explicó el mandatario. “Creo que la Argentina, en general, y Tucumán en particular necesitan mejorar y esto se logra a través del diálogo. Vamos a sostener esta postura y dar los pasos que sean necesarios para hablar con las autoridades nacionales y con los gobernadores, pero siempre cumpliendo con Tucumán”, continuó.

Desde hace varias semanas, el Gobierno provincial viene dialogando con las autoridades nacionales para evitar que la Ley Ómnibus avance contra las economías regionales. “Ellos accedieron a dejar de lado la derogación de la Ley del Azúcar; nosotros cumplimos con la palabra. Dijeron que iban a sacar los aranceles al limón y sus derivados; cumplimos con nuestra palabra. Se está rediscutiendo la situación del bioetanol, que también hemos planteado. Y hasta analizamos obra por obra, las que se pueden terminar, como así también la situación fiscal; todo a través del diálogo y la colaboración mutua”, enumeró el gobernador.

Jaldo negó que presiones de la Casa Rosada para acompañar las iniciativas oficiales. “Nadie nos obligó, ni nos apretó, mucho menos presionó por todo esto. Para nosotros primero está Tucumán y las soluciones que se requieren para mejorar la vida de sus habitantes. Como dije antes, las cuestiones partidarias quedan para otro momento”, enfatizó.

El mandatario tucumano sostuvo que continuarán dentro de lo que se ha denominado la oposición dialoguista. En su entorno creen que en Unión por la Patria hay consenso para castigar a él y al diputado que firmó el dictamen. No le teme a las sanciones porque, a su entender, esta situación terminará favoreciendo al conjunto de las provincias.

Las turbulencias en Buenos Aires han repercutido en la Casa de Gobierno tucumana. El ministro de Gobierno y Justicia Regino Amado reafirmó el apoyo rotundo del espacio a las decisiones adoptadas por el gobernador, a través del voto del diputado Fernández. “Más allá de las ideologías, siempre tienen que prevalecer  los altos intereses de la provincia. Y eso es lo que tuvo en cuenta Osvaldo Jaldo para definir su postura al defender al azúcar, al citrus, a las economías regionales en general y a un esquema financiero de tranquilidad para que los empleados públicos sigan cobrando sus sueldos al día”, manifestó el funcionario. En la misma línea, el ministro del Interior, Darío Monteros, consideró que esta situación no hay que circunscribirla a la cuestión política, sino a lo institucional. «El diálogo es necesario en todo aspecto y es en esa línea, por ejemplo, que hablamos con los municipios de nuestro signo y de la oposición», indicó. Monteros recordó que, cuando Juan Manzur gobernó la provincia en tiempos de la presidencia de Mauricio Macri, «hubo una negociación en el Congreso, y fue Manzur que pidió apoyos para las medidas nacionales». El funcionario se refirió al tratamiento de cuestiones previsionales que le dieron a Tucumán la posibilidad de afianzar sus lazos institucionales con la Casa Rosada, independientemente de las diferencias ideológicas. «Coincido con el gobernador que la decisión adoptada con el voto de Fernández y el acompañamiento de las diputadas Medina y Fernández tiende a proteger las economías regionales, preservando la cuestión fiscal de la provincia, en un marco de diálogo permanente», acotó. «Estamos priorizando el pago de los sueldos a empleados de salud, de seguridad, de educación y estatales en general, incluyendo municipios y comunas», señaló. El ministro dijo que «la discusión ideológica debe darse en momentos que deban dirimir las cuestiones partidarias y no cuando la Argentina, en general, y Tucumán, en particular, necesitan de decisiones trascendentales para salir de la crisis».