sábado, julio 13, 2024
Inicio Actualidad Provincial Juicio contra Alperovich: intentarán convencer a Manzur para que declare por zoom

Juicio contra Alperovich: intentarán convencer a Manzur para que declare por zoom

El ex gobernador pidió declarar por escrito.

La tecnología podría llegar a zanjar una cuestión que se ha vuelto crucial en el juicio que se le sigue al ex gobernador José Alperovich en Buenos Aires. Es que el lunes se supo que el también ex gobernador Juan Manzur se negaba a declarar en forma presencial, basándose en su cargo como senador de la Nación por la provincia de Tucumán, lo que motivó una airada queja del fiscal del caso, Sandro Abraldes.

¿En qué se basa Manzur para rechazar la citación que se le hiciera llegar? En el artículo 250 del Código Procesal Penal de la Nación, que dice: “No estarán obligados a comparecer el presidente y vicepresidente de la Nación; los gobernadores y vicegobernadores de provincias; el jefe y vicejefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los ministros y legisladores nacionales y provinciales; los miembros del Poder Judicial de la Nación y de las provincias; los ministros diplomáticos y cónsules generales; los oficiales superiores de las fuerzas armadas desde el grado de coronel o su equivalente, en actividad; los altos dignatarios de la Iglesia y los rectores de las universidades oficiales”. Sin embargo, la misma ley deja un resquicio sobre el que se está trabajando actualmente para zanjar la cuestión. Es que el mismo artículo continúa diciendo: “Según la importancia que el juez atribuya a su testimonio y el lugar en que se encuentren, aquellas personas declararán en su residencia oficial, donde aquél se trasladará, o por un informe escrito, en el cual expresarán que atestiguan bajo juramento”. Y culmina: “Los testigos enumerados podrán renunciar a este tratamiento especial”.

La semana pasada, como con todos los testigos, desde la secretaría del Tribunal en lo Criminal Oral n° 29 que preside Juan Ramos Padilla se le envió una citación a Manzur explicándole que había sido requerido como testigo en la causa contra Alperovich, por lo que debía prestar declaración. Manzur respondió también por nota que no tenía problemas en declarar pero que, tal como lo dice la ley, prefería hacerlo por escrito. Esto conlleva que las partes (fiscalía, querella y defensa) eleven por nota las preguntas al Tribunal, que a su vez se las debería enviar a Manzur y este luego contestar por escrito. La contestación del ex gobernador y actual senador no le gustó nada al fiscal Sandro Abraldes quien considera al ex gobernador un testigo clave y afirmó que le resultaba muy importante poder interrogarlo, y además repreguntarle, algo que sería imposible por escrito. Y pidió que se le envíe una nueva nota al ex gobernador reiterándole que necesitan su presencia en la sala de debate. ¿Qué sucederá ahora? En realidad la potestad de decidir cómo declarará Manzur es del juez Ramos Padilla que debe decidir si lo hace por escrito o, tal como dice el artículo 250, deben trasladarse él y todas las partes más personal técnico al domicilio oficial del senador y tomarle declaración. La pregunta que se hacen en este mismo momento y que está siendo analizada es ¿cuál es el domicilio oficial de Manzur? ¿Su casa en Tucumán o su despacho en el Senado? En el Tribunal son reticentes a hacer un traslado completo hasta el Senado, con múltiples problemas logísticos, y descartan absolutamente tener que venir a Tucumán a tomarle declaración. ¿Entonces? Surgió la idea de una solución intermedia: que la declaración sea vía zoom. “Se le enviará una nueva nota al senador que ojalá lo haga reflexionar”, dijo Ramos Padilla durante la audiencia del lunes.

¿Por qué es importante el testimonio de Manzur? En el Tribunal descartan que él pueda haber tenido algún tipo de conocimiento de los hechos que la denunciante le atribuye a Alperovich. Es decir que no sabría nada de los presuntos abusos o ataques sexuales. Pero sí puede echar luz acerca de la cuestión política que rodeaba los protagonistas del caso, más teniendo en cuenta que justamente en la campaña electoral que se desarrolló entre 2018 y 2019 Manzur y Alperovich se enfrentaron y el segundo sufrió una aplastante derrota. Pero muchos de los dirigentes que acompañaban a Alperovich eran parte del gobierno manzurista (en cargos provinciales, municipales o comunales) y además el senador utilizaba vehículos y empleados del gobierno para la campaña. Sobre todo esto es que sobre todo Abraldes quiere que conteste Manzur.

Alperovich sabe lo que es declarar por escrito

Las prerrogativas legislativas que hoy tiene Juan Manzur como senador son las mismas que tenía José Alperorich cuando ocupó el mismo cargo entre 2015 y 2021 (los dos últimos con pedido de licencia justamente tras haber sido denunciado por su sobrina y ex colaboradora por nueve abusos sexuales). Y utilizó esa vía legal para negarse a declarar de manera presencial las dos veces que se lo requirió durante los juicios por el asesinato de la estudiante Paulina Lebbos. Así Alperovich contestó preguntas por escrito durante las audiencias de 2018, en las que se condenó a Eduardo Di Lella, a Hugo Sánchez, a Nicolás Barrera y a Rubén Brito, y las de 2021, en las que el condenado fue el ex fiscal Carlos Albaca.

Fuente: La Gaceta